By

polo-desarrollo

NOTA DE PRENSA

Ante las noticias que ha publicado la prensa local en los últimos días, relativas a eliminar la distinción de Alcalde de Honor al anterior Jefe del Estado, así como de eliminar los galardones concedidos a personalidades vinculadas al Régimen anterior, la Fundación Yagüe desea manifestar lo siguiente:

1.- Las distinciones concedidas a Francisco Franco fueron absolutamente lógicas, como lógico es que se mantengan, teniendo en cuenta que Burgos es una de las ciudades más desarrolladas económicamente en España gracias a la labor de Franco, que fijo en nuestra ciudad la capital de España durante la Guerra Civil y estableció uno de los polos de desarrollo industrial más importantes de nuestro país en Burgos. Toda la industria y desarrollo de nuestra ciudad se debe a la decisión personal de Francisco Franco, lo cual el propio Ayuntamiento reconoce en el libro “Burgos ciudad industrial. 50 años del Polo de promoción y desarrollo 1964-2014”, editado recientemente y avalado por las principales Administraciones públicas y asociaciones empresariales.

2.- Con relación a la retirada de otros nombres de calles y distinciones, la Fundación solicita al Ayuntamiento formar parte del comité de expertos que pretende crear, a fin de que éste no sea un comité sectario con un único punto de vista. Dicha solicitud se formalizará en los próximos días por escrito.

3.- La Fundación recuerda que el General Yagüe fue Capitán General de Burgos desde el año 1943 hasta el año 1952. Durante su mandato, Burgos experimentó un impresionante desarrollo social y económico, dirigido personalmente por el General y en coordinación con la Jefatura del Estado. Ejemplos de su obra son la Barriada que lleva su nombre (viviendas sociales concedidas a personas necesitadas), el Hospital que también lleva su nombre y la Ciudad deportiva militar, entre otros. La Fundación pone a disposición del futuro comité de expertos toda la documentación que obra en su poder relativa a aquella época para que se vea la realidad de la obra del General.

4.- Condenar a distintas personalidades del Régimen anterior supone condenar a toda una generación de burgaleses que trabajaron de forma altruista por el desarrollo de la ciudad, sin que existiera ningún enriquecimiento por parte de las personas que dirigieron aquella labor. Prueba de ello es el patrimonio actual de los descendientes de aquellas personas, en absoluto comparable al de la actual clase política.

5.- En cuanto a la Ley de Memoria Histórica, debemos decir que dicha norma podría ser verdaderamente inconstitucional, dado que la Carta Magna no proviene de una ruptura con el Régimen anterior, sino de un cambio normativo realizado por las Cortes franquistas a la muerte del anterior Jefe del Estado. Así, el Régimen actual es una continuación del Régimen anterior, y poner en cuestión las distinciones concedidas en aquel periodo supone una vulneración flagrante de las normas procedimentales de un Estado de Derecho.

En Burgos, a 18 de abril de 2016.

La Fundación

About the Author